Patagonia, Calentamiento Global: EL Glaciar Perito Moreno

Con la llegada de tercer milenio nació también en la conciencia humana la razón de inquietarse ante el calentamiento global. Hace diez años desde nuestra Fundación ya anunciábamos esta debacle, hoy la repercusión es muy fuerte.

La gente se da cuenta que los fenómenos meteorológicos son más frecuentes y generan los desastres de los huracanes que superan cualquier pronóstico y arrasan con pueblos y sus habitantes. La televisión al minuto nos trasmite lo que sucede en las latitudes más lejanas y sentimos que mañana nos puede acontecer.

Los norteamericanos que no se adhieren al Protocolo de Kyoto, porque sus industriales tienen un poder tremendo, ahora comienzan a ver que los niveles de aguas de los grandes lagos cayeron 18 cmts. en el 2007 y siguen bajando.

Son los lagos Superior, Huron, Erie, Ontario y Michigan, grandes vías.

A ellos les afecta el tránsito marítimo y menores cargas son fletes más altos. Analicemos las consecuencias de este fenómeno. En Africa el lago Chat se secó y miles y miles murieron de sed. Las N.U. informan que cada día mueren 30.000 personas en nuestro planeta y de ellos 10.000 son niños que no llegan a los cinco años. Una cifra escalofriante.

El afamado Ing. Mario Bertone, que construyó entre la década del 50 y 60 quince refugios en la Cordillera de los Andes en la provincia de Santa Cruz, cuando era Vicepresidente del Instituto Nacional de los Hielos Continentales y que escribió sobre los glaciares, a sus gloriosos 94 años, nos trasmite su grave preocupación por los deshielos de la Antártida y de los glaciares patagónicos.

En la reciente conferencia internacional de Bali (Indonesia) el Consejo Asesor de Alemania afirmó que “el calentamiento global podría provocar una emigración en masa, desestabilizar el comercio y desencadenar conflictos por la tierra y por el agua desde Africa hasta Asia.” Todos concuerdan que hay que atacar el calentamiento global pues si siguen creciendo las temperaturas, si aumenta el nivel de los océanos, el deshielo de los glaciares y habrá más sequías e inundaciones, el caos será tremendo, angustiante y millones de personas sucumbirán, no solo en aquellos países sino en Europa y América.

¿Porqué mueren lentamente los glaciares? Le falta el alimento: nieve. El diagnóstico de nuestros geólogos le dan una vida que está en un cuarto de siglo.
El retroceso de nuestros glaciares comenzó en 1990.Salvo el Glaciar Perito Moreno que hoy despertó el interés turístico de los latinoamericanos, que superaron a los europeos que predominaban hasta hace un año.
Tenemos los patagónicos un aliado: la corriente del Niño o de la Niña. Ella influye con las precipitaciones níveas y las lluvias, que favorecen al sorprendente y encantador avance del Glaciar Perito Moreno.

Y cerremos este análisis con nuestro lamento que el cambio climático en la Antártida en los últimos veinticinco años desaparecieron el 66% de las poblaciones de pingüinos. Sucede que se abren grietas y allí caen los huevos que permiten el nacimiento de nuevas generaciones y también las madres portadores de ese don tan sublime de la nueva vida. Y quienes aún no creen que ese fenómeno climático es el verdadero culpable, los científicos afirman que en nuestro continente blanco la temperatura creció cinco veces más rápido que la media mundial. Ello atenta contra el primer eslabón de la cadena trófica que es el krill, que durante muchos años llegaban grandes pesqueros rusos para su captura.

Con este desenlace especies tan preciadas como las ballenas pierden un alimento vital. La crisis ya nos desborda, los mares crecerán en altitud, las costas se inundarán, allí donde residen las grandes ciudades del mundo. El mensaje es apocalíptico, tenemos que ahorrar en energía, en alimentos, en la contaminación creciente de los medios de transportes urbanos, el manejo de la basura, saber que el mundo que conocimos en nuestra niñez ya no tiene aquellos bellos matices, ya es gris y tiende a ser negro. Ud. y yo somos culpables!.

Fuente: Carlos Hilarión Lenzi, [email protected], www.bolsonweb.com.ar (cc)

Comenta en Facebook