El gas metano en el fracking y el cambio climático

fracking¿Cómo repercuten en el Cambio Climático las emisiones de metano en la fractura hidráulica? ¿La emisión es mayor o menor que la de otras actividades?

Entre los gases de efecto invernadero, los principales son el dióxido decarbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O) y los halocarbonos (gases que contienen flúor, cloro y bromo). No todos estos gases tienen el mismo poder de calentamiento, es así que el más abundante es el dióxido de carbono, al que le siguen los restantes. Pero es de hacer notar que una molécula de metano tiene 21 veces más de efecto de calentamiento que una de dióxido de carbono.

Temas relacionados: 

La suba de la temperatura y del nivel del mar serían inevitables, según el Banco Mundial

defensa de las costasEl Banco Mundial sostuvo que los peores impactos del calentamiento global podrían evitarse, y confían en alcanzar un acuerdo en la cumbre de París de 2015.

Algunos de los futuros impactos del cambio climático, como extremos más altos de calor y un alza en el nivel del mar, son inevitables, aun si los gobiernos actúan rápido para reducir las emisiones de gases de invernadero, dijo el Banco Mundial.

Las emisiones pasadas y las que se anticipa de las plantas de energía, industrias y autos llevan al planeta hacia un alza promedio en las temperaturas de casi 1,5 grados Celsius por sobre las temperaturas previas a la era industrial para 2050, señaló el Banco Mundial en un reporte titulado “Bajen el calor, enfrentando la nueva normalidad climática”.

Temas relacionados: 

El calentamiento global incrementaría la frecuencia con la que caen los rayos

rayos en cielo nocturnoMás relámpagos significa más daños humanos; las estimaciones de cantidad anual de personas alcanzadas en el mundo por un rayo son del orden de miles, y de tales casos una buena parte se salda con la muerte de la víctima. Pero otro efecto importante de un aumento de los relámpagos sería un mayor número de incendios forestales, dado que en bastantes naciones la mitad de ellos, y a menudo los más difíciles de combatir, son ocasionados por rayos. Por otro lado, una mayor incidencia de relámpagos acarreará probablemente una mayor producción de óxidos de nitrógeno en la atmósfera, que ejercen un fuerte control sobre la química atmosférica.

Temas relacionados: 

La COP 20 y la Cumbre de los Pueblos frente al Cambio Climático

COP 20 - Cumbre de los Pueblos¿Qué es la COP 20?

La COP 20 es la veinteava reunión de la Conferencia de las Partes que han suscrito la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC o UNFCCC por sus siglas en inglés).

La Conferencia de las Partes (COP por sus siglas en inglés) fue designada como el órgano supremo de dicha Convención.

Se denominan “Partes” a los 195 países que han firmado la Convención. Las Partes o países se reúnen una vez al año, por dos semanas, para examinar la aplicación de la Convención y desarrollar el proceso de negociación entre las Partes ante nuevos compromisos.

La Convención se elaboró en la Cumbre de la Tierra realizada en de Río de Janeiro en 1992, donde queda lista ser firmada y entra en vigor desde el 21 de marzo de 1994.

La Primera COP o COP1 se realizó al año siguiente, en 1995, en Berlín, Alemania.

La COP número 20 o COP20 se llevará a cabo en Lima, Perú del 1 al 12 de diciembre de 2014.

Temas relacionados: 

Norberto Ovando: "El acuerdo de EE.UU. y China contra el cambio climático es insuficiente"

Obama Este compromiso se considera “histórico” porque EE.UU. y China generan más del 45% del dióxido de carbono a nivel mundial, lo cual las convierte en las naciones más contaminantes.

Barack Obama y Xi Jinping anunciaron sus metas de reducción de gases de efecto invernadero (GEI). EE.UU. se comprometió a bajar sus niveles de emisión un 26 a 28% en 2025 en comparación con los niveles de 2005. Mientras que China prevé un pico en sus emisiones de gases de efecto invernadero en torno a 2030, o si es posible antes, aunque no mencionó una cantidad específica, lo que sí señaló Xi es que en ese año un 20 por ciento de la energía producida en su país procederá de fuentes limpias y renovables.

Temas relacionados: 

Urgencias climáticas depositan sus esperanzas en Lima

Art via United Nations Development Programme in Europe and CIS. Creative Commons BY-NC-SA 2.0 (cropped)En diciembre, 195 naciones más la Unión Europea participarán en la crucial 20 Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 20), que se desarrollará en Lima y donde debe presentarse el primer borrador completo de un nuevo acuerdo mundial sobre el clima. 

Sin embargo, esto es como escribir un libro con 196 autores. Tras cinco años de negociaciones, hay apenas un esbozo del acuerdo y el primer diseño de un par de “capítulos”.

Falta muy poco para que venza el plazo: según lo estipulado, la firma del nuevo acuerdo que mantenga el recalentamiento planetario en menos de dos grados debe concretarse en diciembre de 2015 en París, precedida de la COP 20 en Lima los 12 primeros días de diciembre.La ciencia climática tiene claro que las emisiones mundiales de dióxido de carbono (CO2) deberán empezar a disminuir antes de 2020. Si no, impedir que el recalentamiento planetario supere dos grados será extremadamente costoso y difícil.

“En Lima habrá que hacer una enorme cantidad de trabajo”, dijo Erika Rosenthal, abogada de la organización Earthjustice, dedicada al derecho ambiental, y también asesora de la Alianza de los Pequeños Estados Insulares (Aosis, en inglés).

Temas relacionados: 

Radar latinoamericano: COP20, menos suavidad, más aptitud

COP20 (por Javier Cruz, vía SciDev.Net)

Casi en cualquier ámbito de discusión política, el concepto cambio climático conduce demasiado rápidamente al tema de mitigación de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), reducido con frecuencia a discusiones sobre la combustión de gasolinas, petróleo o gas natural. Eso es un problema y podría convenir que Latinoamérica cambie el tono.

Una consecuencia de que el enfoque sea la mitigación es que la discusión pública se traba, polarizada sin remedio.

Quienes se parapetan tras la economía más conservadora alegan —al parecer con éxito— que por más avances que hayan hecho las tecnologías para generar electricidad a partir de fuentes no fósiles, sus costos no son aún “competitivos”. En pocas palabras: no hay kWh más barato que el generado quemando carbón, diesel o gas natural. Este es un argumento que convendrá analizar con detalle en otra entrega.

Temas relacionados: 

Páginas

Suscribirse a Cambio Climático .org RSS